1861

NUESTRO PRIMER TALLER DE MODELADO

El oficio de ceramista se remonta cinco generaciones en nuestra familia, legándose de padres a hijos de la misma forma que lo han hecho nuestros nombres y apellidos. Todo comenzó con un horno moruno levantado en 1861 alrededor del que se construyó una zona de tornos y taller de modelado en un modesto cobertizo de madera.

En nuestras instalaciones actuales tenemos más espacio y mejores hornos, pero conservamos el taller primigenio el cual hemos integrado en nuestro espacio de trabajo. De esta misma forma entendemos nuestra profesión, innovando sin olvidar toda la experiencia acumulada y heredada de nuestros ancestros.

SOMOS FABRICANTES

CONTACTO DIRECTO CON LOS ARTESANOS DEL BARRO, SIN INTERMEDIARIOS